Cómo hacer mermelada de pétalos de rosa

Hoy os proponemos un dulce que no es muy conocido y que puede ayudaros a sorprender a vuestros invitados estos días: La mermelada de pétalos de rosa.

Hacer esta mermelada es muy fácil y puede serviros para decorar tartas, bizcochos, mezclar con galletas o incluso acompañarla con tostas de queso o de paté si os gusta la mezcla de sabores dulces y salados.

Pero os advertimos que debéis comprar rosas de cultivo ecológico o que hayan sido cultivadas por alguien que no haya usado en ningún momento pesticidas ni productos químicos. Para preparar esta deliciosa mermelada podéis comprar pétalos de rosas deshidratados que se venden en tiendas especializadas.

Preparación

Para elaborar vuestra propia mermelada de pétalos de rosa necesitáis muy pocos ingredientes, 250 gramos de pétalos de rosa, 250 gramos de azúcar, media taza de agua y el zumo de un limón. Para que quede más aromática podéis utilizar un cuarto de taza de agua de rosas y, si queréis reducir el consumo de azúcar, sustituirlo por sirope de ágave.

Ingredientes para la mermelada

Lo primero que tendréis que hacer es deshojar las rosas y lavar bien los pétalos de vuestro ramo de rosas con agua fría, después eliminar la parte blanca que hay al final, ya que esa parte daría amargor a la mermelada. Deshechad también los pétalos que veáis que han empezado a marchitarse.

Tras lavar bien los pétalos, dejarlos secar y  ponerlos a reposar con el zumo de limón durante una media hora, podéis presionar un poco los pétalos para que se empapen bien.

 

Pasado este tiempo, mezclar en una cacerola el azúcar, la mitad del agua y los pétalos, cocer todo a fuego lento durante media hora, remover de vez en cuando suavemente para evitar que se pegue y ayudar a que se mezcle bien.

Cuando llegue a ebullición añadir el resto de agua y dejar cocer otros diez minutos sin dejar de remover, trascurrido este tiempo comprobad que tenga el espesor deseado, si la queréis más espesa dejarla unos minutos más, cuando esté a vuestro gusto dejar reposar la mermelada hasta que temple un poco, aproximadamente unos veinte minutos.

Conservación

Para conservar la mermelada lo mejor posible, lo ideal es guárdala en botes de cristal esterilizados y con tapa. Para esterilizar los frascos, debéis ponerlos en una olla a hervir durante media hora, para sacarlos y ponerlos a secar, es recomendable usar pinzas metálicas, no los volquéis sobre un escurre pasta ni esperéis a que el agua se enfríe para sacarlos.

Cuando hayáis llenado los botes y estén bien cerrados, tenéis que darles la vuelta y déjarlos bocabajo hasta el día siguiente. Después guárdalos en la nevera hasta que los vayáis a consumir o puede que decidáis regalar la mermelada de rosas, quizá a esa persona que en su día pensó en vosotros a la hora de regalar rosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *